Aprendí que no se puede dar marcha atrás, que la esencia de la vida es ir hacia adelante. La vida, en realidad, es una calle de sentido único. (Ágatha Christie.)







septiembre 17, 2015

mayo 21, 2013

No me gusta la mutación sufrida por hotmail.
No me gusta que me hayan cepillado una cuenta (aunque no la usara, ¿a ellos que más le daba?)
No es que no me guste, es que me repatea y me dan ganas de mandarlos a la mierda cuando insisten en que les den un número de móvil para verificar (como uno no tiene bastante con el correo basura en el idem, eah, envíamelo al número. Qué te den)
Menos me gusta que insistan en que les diga si soy chica, chico u otro. Esto último me gusta más y es very interesante porque... ¿qué puede ser eso "otro"? ¿Una margarita, un cardo borriquero, la mula francis, el caballo de Santiago, un alienígena o un homosexual, lesbiana, bi, asexuado o hermafrodita?
No me gusta que me hagan hervir la sangre cuando estaba de lo más relajada.
Hay más cosas que no me gustan y me enferman y por esa última cosa es por la que no pienso mencionarlas porque si lo hago, les voy a dar un protagonismo que no se merecen y yo he venido aquí a quejarme de la mutación del hotmail y de la invasión de spam (porque digo yo que los comentarios en otra lengua que acampan por aquí, deben serlo y si no, que se vuelvan a manifestar si tienen eggs).

Eah, ya me he desahogao y de paso he movido el blog y la cuenta de correo.






noviembre 27, 2012

Cuando estás inquieta tiendes a:

a) jugar con el lóbulo de la oreja

b) enredar una y otra vez el pelo en tus dedos

c) pasarte las manos por la cara

d) rascarte la cabeza, el brazo o lo que te venga en gana

e) miras pa los soslaires y contar musarañas o telas de idem.

f) mandar a la mierda a a, b, c, d, e, f, y todas las que vengan detrás porque cuando conoces el motivo de la inquietud, no hay letra que valga para hacerla desaparecer.

fextra: si no se conoce el motivo, puedes seguir hasta llegar a la Z. ¡Será por falta de letras!
La desazón no desaparecerá pero en lo que te comes el abecedario puede que te venga el sueño y una vez dormido, que te quiten lo rumiaó.


noviembre 24, 2012

P pierde las cosas constantemente. A veces decimos de ponerles un sensor que respondan a su llamada pero como eso no es factible, hermos optado por desaparecer de su vista porque se pone de un insoportable quepaqué. Si P fuera más ordenado otro gallo le cantaría. A nosotros también.

X le ha confesado a Y que me echó de menos la otra noche. Saber eso despertó mi sonrisa. Sonreír está bien pero que sea de manera tonta y soñadora no. He mandado a X a la porra por hacerme desear imposibles y a Y a la mierda porque la noche en cuestión, se fue con otra.

H dice que le gusta J para mi pero como J nunca me dice nada, sigo dejando que me guste fulano, mengano y ziclano.

junio 25, 2012

L me duele porque siempre tiene palabras y gestos cariñosos con todas menos conmigo. A veces pienso que no se da cuenta y otras que yo no le inspiro ese tipo de comportamiento. Pero me duele más cuando me otorga, sin habérselo pedido, el don de la invisibilidad. Como ahora.

M quiere saber qué deseo para mi cumpleaños y yo no sé cómo decirle que lo que más anhelo es que me regale un día. Sólo uno. Pero ese uno significa un paréntesis en su vida y él la quiere como está, con sus puntos y sus comas, nada de exclamaciones, puntos suspensivos o guiones. Le he dicho de irnos de cervezas y ya.

N me hace sentir. Siento cuando escucho su silencio. Siento cuando toma mi mano. Siento cuando las suyas me desnudan. Siento cuando busco sus labios. Siento cuando nos perdemos y encontramos. Siento cuando nos encuentra la noche. Cuando R me mira y me sonríe yo siento. No me gusta sentir tanto pero con él, siempre acabo sintiendo.
F me pregunta si estoy rara o con la ovulación fantasma. Miro el cielo. Gris. Nubes. El aire. El bochorno. Cojo una calada y hago figuras con el humo. O soy buena o tengo visiones porque veo la inicial de tu nombre.

J me llama y me dice que cree haber dejado ayer su libreta personal en el despacho. Le digo que no, que vi como la cogía y la guardaba. Insiste en que vaya a mirar. No hace falta que vaya, sé que la guardaste. ¿Sí?, ¿estás segura? Sí. Murmura que va a vaciar el bolso y blablabla... y de repente suelta un tímido ¿comemos juntos mañana? Sonrío.

K dice que las flores de mis vecinos deben tener algo especial porque con frecuencia pierdo la mirada en ellas. No sé cómo decirle que mejor perderme en ellas que en él. O con él. Lo mismo da.

ABC...

A me ha dicho que la próxima vez que se me estropee el fregadero debo buscar un fontanero porque para él es muy lioso arreglármelo cada vez que se me rompe. No me esperaba ese comentario tras el apaño. ¿Por qué no me dijo que NO cuando se lo pregunté? Ha cambiado desde que se ha echado novia. Lo mismo ella piensa que cuando viene nos ponemos a follar como en las pelis pornos (por aquello de los fontaneros, butaneros...).

B se encontró conmigo en una fiesta de disfraces y se pasó parte de la noche vacilándome. Como la fiesta era de lo que era tampoco me preocupé mucho por indagar quién se ocultaba tras el disfraz, tampoco decía nada del otro mundo aunque algunas cosas me descolocaran. Al día siguiente me enteré por C quién había sido mi come oreja y me enfadé porque hubo momentos de esa noche en la que me sentí atraída por B. ¡Por dios, pero si se trata de B!

D dice que no se puede ser amig@ de un ex. Yo siempre dije que sí y que el NO es cuando la relación ha sido peor que el rosario de la aurora y que una serenata de los tunos. Estoy comenzando a cambiar de idea porque todos mis ex me evitan de mala manera y porque después de todo, los tunos no son tan malos.

E me cuenta que le ha dicho hola y adiós al sol y yo le cuento que he tenido un pensamiento fugaz: me han entrado ganas de compartir una cerveza con vos. Y le digo eso por no decirle que deseo besarlo. La cerveza la cambio por una taza de café y un cigarro mientras veo la ropa de mis vecinos en el tendedero.

mayo 06, 2012

Tiempo sin venir y me encuentro con que han cambiado el formato. Me siento perdida y un poco acojonada con las nuevas vistas. ¿Hay alguién ahí o sólo está el asesino del cuchillo esperando a que me meta en la ducha para hacer jirones mi piel?